lunes, 25 de junio de 2007

Una reflexión y verdad única

Dios es el único que levanta nuestra visión y nuestro corazón a través de lo maravilloso que hay a nuestro alrededor, hacia la maravilla más grande de todas: el mismo.
(tomado del libro Vuelva a Maravillarse, Dr. Raví Zacharias - Editorial Mundo Hispano)
Agregaría sólo que todo esto lo hace a través de su hijo Jesucristo, que es nuestro intermediario al Padre en toda instancia y en base a la acción de oración, que es nuestra manera de permitir y dar autoridad a Dios para que actue en nuestras vidas con cambios significativos de renovación y restauración.

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Jesucristo vive, y quien cree en el tendrá vida eterna. Porque entonces la gente se afana en las cosas del mundo y toma por inutil conocer a Dios ?

Nelson Cortés R. dijo...

Sin duda alguna, lo que afirmas es la verdad univesal más grande que existe, pero está escrito antes de tu llegada al mundo y la de todos nosotros que nos afanaríamos abandonando a Dios y más aún a su hijo. Así la GRACIA es para los que se afanan por el mundo más se vuelven a Dios, el aceptar a Cristo no implica mirar a los que se afanan aún, de lejos, sino que amarlos y traerlos de vuelta al seno del Padre. El pecado existe y la GRACIA sobreabunda para los pecadores. Ser un andrajoso salvo que no trae andrajosos perdidos y afanados a los pies del Señor no ayuda de mucho. Nadie conoce a Dios ni sqiuiera un salvo, sólo a través del HIJO logramos (no ver) sino conocer al Padre. Ni aún en el reino milenario de Cristo veremos a Dios Mismo JEHOVA, sólo al hijo...y quizás al cierre del milenario reinado de Cristo pasaremos a la eternidad para quizás conocer a Dios..¿sabías eso verdad? ..Bendiciones..